Carefuls

 

Texto utilizado para publicar en la revista de "EL Mundo del Perro" Nº 316, especial Shih Tzu

Autora: Yolanda Berdugo

EL CEPILLADO

Mucha de la elegancia del Shih Tzu es debida a su precioso manto. Pero para mantener esta elegancia es necesario un cepillado cuidadoso. Esto supone unos 15 minutos diarios, que pueden ser un tiempo de diversión tanto para ti como para tu perro.

Es necesario saber qué equipo hará falta: un cepillo suave, un peine grande, que si bien no se usa para el cuerpo es bueno para la zona de la cabeza, un peine pequeño para la cara, necesario para eliminar cualquier acumulación alrededor de los ojos, secador de pelo, tijeras de 10 a 12 cm. para recortar el pelo alrededor de las patas, una botella de spray en la que mezclaremos una parte de crema para cepillado y ocho partes de agua y que utilizaremos para ir rociando al perro mientras se le cepilla.

Se empieza cepillando todo el pelo hacia atrás con el cepillo sin arrastrar ni tirar fuerte. Simplemente hay que llevar el pelo hacia atrás antes de empezar el verdadero cepillado.

El cepillado va haciéndose zona por zona empezando por la parte delantera del perro, poniendo especial atención en la tripa y en las patas delanteras. Se va cepillando una pequeña cantidad de pelo cada vez hasta que quede bien trabajado todo el de esa zona. Cada zona que trabajes debe tener un ancho de 10 cm. Terminada una zona se pasa a la siguiente y así sucesivamente hasta terminar con las patas traseras.

Hay que poner un cuidado especial alrededor de los ojos y el bigote. Para eliminar materias acumuladas alrededor de los ojos, que podrían causar molestias y daños, se emplea un peine pequeño, manejándolo tan lenta y cuidadosamente como sea posible.

Una vez arreglada la cara deben hacerse las coletas. El pelo se divide desde aproximadamente el centro de cada ojo y trazando una línea hacia arriba hasta la mitad de la cabeza. Dividimos la mitad de la cabeza, asegurándonos de que la partición sea igual en ambos lados. Se agarra la coleta con una mano y con la otra se coloca una gomita de látex a su alrededor, cuidando que no se enreden los pelos en la goma. Una vez hecha la coleta se peina de forma que caiga el pelo por ambos lados.


Texto utilizado para publicar en la revista de "EL Mundo del Perro" Nº 357, especial Razas de talla pequeña: Shih Tzu

Autora: Yolanda Berdugo

EL BAÑO

Antes de empezar el baño conviene recordar algunas cosas. El perro debe estar cepillado a fondo antes de lavarlo. Si al bañarlo tiene nudos o enredos será doblemente difícil pasarle luego el peine.

Una gota de aceite mineral en cada ojo antes de empezar el baño aminora los problemas debidos a la introducción de jabón en ellos. El desagüe debe mantenerse abierto mientras se lava al perro. El agua debe estar tibia, no caliente.

Poner champú en las manos e ir directamente al manto del perro. Trabajar el manto desde la base hasta la punta de los pelos en una acción como de amasado. Si el perro está sucio o si no se a bañado desde hace algún tiempo, probablemente será necesario un segundo enjabonado. Después de haber eliminado todo el jabón debe aplicarse una crema suavizante, un mezclada con un poco de agua ya que así será mas manejable el pelo y le da más brillo.

Antes de sacar al perro de la bañera, escurre suavemente todo el exceso de agua del manto. Envuelve al animal con una toalla y llévalo a la zona de secado. Seca el manto con una tolla sin frotar y permítele unas cuantas sacudidas, ya que esto acelerará el proceso de secado. El manto se va secando por partes con un secador, empezando por la tripa. Al mismo tiempo que se va secando al perro con el  secador se debe ir cepillando el pelo de la zona a la que se dirige chorro de aire. Una vez seco el animal, debe cepillarse nuevamente todo el manto para asegurarse que no haya enredos. El proceso del baño durará unos 40 minutos segón cantidad y largura del manto.


Texto utilizado para publicar en la revista de "EL Mundo del Perro" Nº 357, especial Razas de talla pequeña: Shih Tzu

Autora: Yolanda Berdugo

OÍDOS, DIENTES Y UÑAS

No debe haber pelo en los oídos para prevenir infecciones y sordera. No corte el pelo usted mismo a menos que sepa lo que está haciendo. Pregunte a su criador o veterinario como se debe proceder. El pelo del interior del oído debe ser eliminado en su totalidad con unas pinzas. Nunca debe ser cortado.

El cepillo de dientes es bueno para su perro. Hay varios métodos para usar. Esto depende de como trabaje mejor para cada uno. A algunos perros no le gusta cuando le pones algo en su boca. Sé amable y habla con él. Deje que su veterinario lo aconseje sobre como proceder para proceder a una buena higiene dental

Las uñas de tu perro deben cortarse semanalmente sobre todo si tu perro no las desgasta. Si se las dejas crecer demasiando ensanchan las manos, perjudicando su postura. Tienes que ser cuidadoso al cortar cuidando de no afectar a la parte "viva" de la uña, que es la zona rosada de ella. Si accidentalmente se llegara a cortar esta zona sangrará. La parte viva de una uña blanca puede verse por su coloración rosada, pero si el animal tiene las uñas oscuras hay que cortar muy poco cada vez. Si se cortan las puntas cada semana se facilita mucho esta operación.


We make web pages E-MAIL.

Edit and update © Big-Foot de Thalek.

WEB IN ENGLISHSUBIR
WEB EN ESPAÑOL